Este sitio web utiliza cookies para mejorar el uso de esta web. Navegar por ella implica aceptar su uso – CAMBIA LA CONFIGURACIÓN
ACEPTAR

Quiénes Somos

El despacho AMOROS ARBAIZA comienza a operar a principios del año 1996, para ofrecer asesoramiento patrimonial y financiero con el objetivo de ampliar dichos servicios al ámbito tributario, mercantil y contable.

Inicialmente la sociedad AMOROS ARBAIZA, S.L., integraba los diferentes servicios del despacho (financieros, tributarios, etc.).

En el año 2008, y a raíz de la nueva normativa MIFID que regula los mercados financieros en la Unión Europea, aparece la nueva figura de la EAFI (Empresa de Asesoramiento Financiero). Como consecuencia de ello, en el año 2010 se constituye la sociedad AMOROS ARBAIZA INVERSIONES EAFI, S.L., siendo inscrita como entidad autorizada ante la CNMV el 11 de junio de 2010 con el número 35.

Esta nueva sociedad está dedicada exclusivamente al asesoramiento financiero, aunque este se coordina y recibe muta asistencia de las otras áreas del despacho (fiscal, patrimonial, etc.).

El carácter multidisciplinar del despacho y su configuración como “multi-family office”, es lo que aporta un valor singular al mismo. A ello ha contribuido también la estrecha colaboración que mantenemos con el despacho de VALERIANO HERNANDEZ ABOGADOS, con quien compartimos oficinas desde el año 2001.

AMOROS ARBAIZA es un despacho que cuenta con 10 profesionales (más de 20 teniendo en consideración la aportación del despacho VALERIANO HERNANDEZ ABOGADOS).

El despacho centra su asesoramiento en el conocimiento del cliente, y en una estrecha relación de mutua confianza y compromiso.

Especial relevancia tiene la asistencia que presta el despacho en la planificación financiera, patrimonial y fiscal, aportando un valor importante al llamado “protocolo ó relación familiar”.

Nuestro despacho también ofrece la posibilidad de participar en inversiones alternativas y nuevos proyectos sujeto, eso sí, a estrictos criterios de análisis y verificación del riesgo. Apoyamos de forma puntual la creación de nuevas empresas o negocios (“start ups”), facilitando en su caso la presencia de “business angels”.

El despacho ofrece asesoramiento tanto a personas físicas como a empresas, fundaciones, etc.